Eres lo que otros creen. Análisis de “La Bruja (2016)”.

La Bruja es una película de terror del año 2016, dirigida y escrita por Roger Eggers, también conocido por dirigir el Faro (2019). Protagonizada por Ralph Ineson y Anya Taylor-Joy, en la película, una familia sufre las consecuencias del pecado, los prejuicios y el aislamiento, cuando el patriarca es expulsado de la sociedad por arraigarse en su juicio. Poco a poco, cada uno de los hijos de William muere. Todo es culpa de una bruja, quien asumen, por una buena parte de la película, que es la hija mayor, Thomasin. William muere a causa de una cabra endemoniada, y Katherine es asesinada por Thomasin en un intento de defensa propia.  La última escena muestra a Thomasin reuniéndose con brujas en un ritual pagano.

Ahora viene lo complicado. ¿Es el final de La Bruja el principio de la historia, o un ejemplo de lo que sucede cuando uno cede ante las expectativas sociales?

Fuente: Culturamas

Para tratar de entender cuál interpretación es la correcta (de entre muchas, muchas opciones) vamos a comenzar analizando el aspecto religioso

Antes que nada, está el pecado. El orgullo de William, es lo que termina destrozando a su familia. Podríamos tomar su aislamiento de cualquier tipo de sociedad como un intento de ser un nuevo Adán, uno que se basa en su propio entendimiento para crear un futuro como quiere. De la misma manera en que, en la Biblia, Adán y Eva cedieron al demonio y perdieron a un hijo amado, la familia de La Bruja sucumbe al mal sufriendo las consecuencias (que de hecho incluyen la pérdida de sus hijos). Precisamente por esta especie de castigo divino, por llamarlo así, la película recuerda a cuentos de hadas, pero más sobre ese aspecto adelante. 

Por lo mientras, examinemos las imperfecciones familiares, pues cada pecado lleva a la muerte de una manera muy literal en esta película. Sin entrar más de lo necesario en temas controversiales, podemos estar de acuerdo en que cada miembro de la familia representa uno de los 7 pecados capitales, pagando el precio de acuerdo al pecado que representen. Thomasin comete avaricia, recordando aquella época de prosperidad para la familia y paga el mayor de los precios; su alma. Sin embargo, es interesante como cada error y muerte puede ser atribuido a la falla de William como patriarca; Thomasin sucumbe ante la avaricia porque realmente no tiene nada, por culpa de su padre; Caleb es fácilmente seducido por una bruja porque su padre lo privó de compañía con el exterior, los gemelos son horribles seres humanos por la falta de atención que les da…

Cuando William trata de separarse de la sociedad para fundar su propia familia (en cierto modo su propia iglesia) falla rotundamente. La familia es una ciudad en escala. En una escena, los gemelos acusan a Thomasin de ser una bruja, fingiendo ser poseídos durante un momento trágico. Esto es lo que sucedía muchas veces en la Edad Media. Mujeres siendo acusadas falsamente de brujería era tan común como… todas las otras cosas horribles de la Edad Media 

La influencia de cuentos folclóricos está por todos lados además del subtítulo en inglés; Caleb es envenenado por una manzana, como en Blancanieves; la bruja usa una capucha roja (si necesito decir de donde viene, voy a dejar de escribir), y Katherine tiene tanto odio contra su hija que actúa como una especie de madrastra malvada, algo visto muchísimo en este tipo de historias. 

Ya que discutimos el simbolismo, hablemos de las inspiraciones de Roger Eggers. De las películas favoritas del director, podemos resaltar El Resplandor, Don’t Look Now/Repulsión, y Haxan. 

¿Cómo influyen estas películas? Me alegra haber preguntado. El Reslandor de Stanley Kubrick es considerado un clásico del terror, conocida mundialmente por su mensaje ambiguo. El filme se ha visto como un comentario sobre la apropiación de las tierras indígenas, como una historia de fantasmas y reencarnación, o como una historia de un hombre que es vuelto loco por el mundo en el que vive. Este era un tema común en la obra de Kubrick, probablemente presente desde Fear and Desire, su primer largometraje. 

La Bruja puede tener muchas interpretaciones (como estamos viendo) pero una de ellas va así; el diablo no existe, las brujas no existen. Simplemente, Thomasin alucina por indigestión y mata a su familia como la máxima expresión de su creciente locura. Algo interesante, que creo que concuerda con cualquier interpretación de la película, es que Thomasin se convirtió en una bruja porque eso se esperaba de ella. El mundo que habitaba era terrible; se convirtió en un ser terrible. 

Tanto Don’t Look Now como Repulsión tienen bastante que decirnos acerca de la identidad. Estas dos películas influyeron directamente en la Bruja al ser lentas en su propio derecho, cada vez más intensas: te terminan dejando en pedazos, con agotamiento emocional. En Repulsión (igual que en el Resplandor), la protagonista comienza a alucinar perdiendo el juicio por completo mientras la película avanza. Don’t look now lidia con la muerte de una hija. La primera parte de La Bruja parece ir en esta dirección. No quiero arruinar mucho de estas dos películas, pero basta con decir que el terror psicológico influyó mucho a Eggers. 

Fuente: latribuna

Finalmente, está Haxan. Un documental experimental de terror que relata la historia de la brujería. Eggers creció en Nueva Inglaterra con una fascinación por el mito de las brujas. En Haxan, el mito se explora extensamente, describiendo rituales satánicos, y trazando una línea directa entre la brujería y las enfermedades mentales. La poderosa y perturbadora película cierra con una bruja quemada viva, la imagen yuxtapuesta con una enferma mental siendo torturada con agua hirviendo en un hospital mental. Nuestra mente conecta los puntos. 

En Haxan, se relata cómo hombres y mujeres acusaban de hechicería a quienes no eran de su agrado. El juicio no era justo, ejecutaban casi a cualquier persona. Así, en La Bruja, sin evidencia real, una familia que odia injustamente a uno de sus miembros, busca una excusa para deshacerse de ella. Primero al querer venderla. Después, todos la acusan de ser una bruja. 

Roger Eggers teje un muy interesante comentario acerca de cómo vemos al género (no muy diferente a como lo veíamos mil años antes).  A veces se consideraba hechicera a aquella mujer vista como inútil a la sociedad, ya sea por edad o infertilidad. Así que cada mujer tenía dos opciones; meterse en una caja de prejuicios, convirtiéndose en sirvienta y en madre, negando sus propias ambiciones y deseos, o convertirse, ante los ojos de su ciudad, en una bruja. Era imposible no caer en una de estas categorías. También había cierta repulsión por el género femenino en sí, o por la sexualidad abierta, en su más mínima expresión. 

El hombre tenía que cazar, proveer y proteger, o si no era un fracaso. William no podía hacer ninguna de estas cosas (curiosamente, todo esto se puede atribuir a la bruja). Si lo vemos de esa manera, la inhabilidad de William para aceptar ayuda del pueblo, se puede señalar al pueblo mismo. En vez de mostrar nuestra naturaleza, nos enfrascamos en lo que deberíamos ser según los demás; todos pensaban que Thomasin era una bruja, y después de tanto buscar la prueba de su inocencia, piensa “Si todos lo dicen, tal vez lo deba ser”. 

Finalmente, vamos con sus interpretaciones. De acuerdo con varias opiniones sobre la película, la escena final es de hecho el principio. Antes que todo ocurriera, Thomasin ya había entregado su alma. Por eso era tan específica al asustar a su hermana menor, por eso su familia murió: eran el sacrificio. 

Sin embargo, Eggers ha dicho que prefiere no usar esta interpretación. Está la opinión ya explicada de cómo Thomasin se volvió loca por inanición. También existe la posibilidad de que toda la película, no sea algo cierto, sino una historia con moraleja semejante a otras de su época, creada para mantener a los fieles… bueno, fieles. 

Ahora, la explicación final. Teológicamente, se supone que el diablo busca presas fáciles, aquellos que sean débiles de la mente. Pero, también seduce a sus víctimas en temor del peligro que representarían para él si no las seduce. William (pobre William) no representaba un gran riesgo para los demonios. Sin embargo, ¿una mujer joven inteligente como Thomasin? Tal vez llegarían a hacer grandes cosas. Hay pistas que indican que Katherine era la segunda mejor opción. Lamentablemente para ellas, sus respectivos pecados debilitaron sus mentes. La manera para llegar a ellas, era quitar los obstáculos, otros miembros de la familia. Y qué mejor manera de quitar dichos obstáculos, que volver a todos contra todos. Cuando todo hubo terminado, Thomasin extrañaba una vida de lujos, me imagino. Su mente ya estaba bastante dispuesta a tambalearse. Fue entonces, cuando un demonio sedujo a Thomasin. 

Al hablar de una película así, obviamente entraríamos en un terreno muy peligroso, donde es fácil herir las creencias de alguien. Para analizar una película sobre religión, es difícil no hablar sobre el tema. Manteniéndome tan objetivo como me es posible, y esperando no ofender, altamente recomiendo La Bruja para aquellos a quienes les gusta una devastación lenta, que deja más preguntas que respuestas, más traumas que consuelo, y más pesadillas que sueños. ¡Es fantástica!

Alex Zaeb

Colloquio somos todos


Creemos que la opinión de todas y cada una de las personas es importante, es por eso que te invitamos a participar con nosotros.

Suscríbete

Recibe el contenido nuevo directamente en tu bandeja de entrada.

Contáctanos

Equipo de Colloquio

O bien mándanos un mensaje a nuestras redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: