Colección Poesía Gerardo Castillo Antúnez.

Gerardo Castillo Antúnez, escritor originario de la Ciudad de México, Iztapalapa.

Tiene en su haber varias publicaciones en antologías del Taller de Creación Literaria. Entre los que destacan Líneas y Versos para Incitar al vuelo, Star- Pro. 2013, Taller de Creación Literaria No. I, III, V y X. JAURÍA- No. 33 Start Pro.

Además, tiene tres trabajos en solitario, publicados en el 2015 “Notas Malditas de un Enfermo Mental”, en el 2017 “Vestigios de un grito citadino” y la novela “La última estación”, publicada en el 2020. Ha participado en la Feria Internacional del Libro del Zócalo de la Ciudad de México, presentado su obra, en sus ediciones 2013, 2014, 2015, 2017, 2018 y 2019. Actualmente labora como mediador de lectura en la Alcaldía Iztapalapa.


LA NIÑA Y LA MUERTE

La muerte sujeta a una niña,

atraviesan la luz fúnebre

que entra por la ventana rota.

Acercan sus rostros, siento

los labios fríos tocando mi

frente desnuda de pensamiento.

¿Ha fallecido?

Pregunta la niña.

No. -Sólo está soñando.

¿Qué es el sueño?

Una simulación de morir.

Me incorporo, ellas saben

de la creciente tristeza que guardo en el costillaje,

de los quebrantos vueltos cigarrillos y botellas vacías

desperdigadas en la casa, que llevo meses sin sacar la basura,

de los restos de comida pudriéndose en el refrigerador averiado.

Sé que esperan a que haga el primer movimiento,

alguna pregunta quizá, tal vez esperan

que ponga resistencia o la simple súplica

del último aliento, sin embargo,

no tengo nada para ellas, les entrego

mis manos desnudas y completamente frías.

Me miran sin siquiera inmutarse,

poco a poco van tejiendo un velo

casi invisible que nos separa,

una luz tenue me arrulla, ellas

regresan por donde aparecieron

y se dirigen a donde la muerte le

enseña a vivir a los muertos.

Callejones

Una sombra brota del suelo, me persigue,

retumba como el estruendo que ilumina la última palabra,

el rezo de los mortales devora mis pasos,

se acercan y acechan como bestias.

Rabioso el aullido de la noche

me deja desamparado en este sitio.

Tañe en la cabeza el grito ahogado,

atormentados los oídos escapan,

caen mudos sobre mi regazo, las piernas

se doblan por las rodillas mientras

la lluvia hace cráteres en mi rostro.

Olfateo el miedo que se desprende

de mi piel, mientras el agua la deshace,

miro con pesar que dos sombras hurgan

en los pasos que voy dejando, la sangre

que habita en mis zapatos marca huellas y en la

retina siguen grabadas las letras de sus nombres,

aquellas personas tiradas en el suelo miraron al vacío

La oscuridad y el agua dificultan mi vista,

a pesar de ello veo como el verdugo está

cada vez más cerca, siento cómo clava

sus uñas en el mango de la hoz, aferrándose

a mi muerte, cómo a la distancia rasguña

mis entrañas, cómo su aliento se mete por mis oídos.

El rayo campanea sobre el pueblo,

mi cabeza rueda en el asfalto, choca

con cada esquina, deja retazos de sangre

en cada piedra mientras baja tocando

a la puerta de aquellas casas deshabitadas.

AMOR A BAJO COSTO

Do you still feel younger than you thought you would by now

or, darling, have you started feeling old yet

 I’m sure that you’re still breaking hearts

with the efficiency that only youth can harness

and do you still think love is a Laserquest

or do you take it all more seriously

I’ve tried to ask you this in some daydreams that I’ve had

but you’re always busy being make-believe

“Alex Turner”.

La banda aún no encajaba los últimos acordes,

y ya querías largarte a casa, ni hablar de

visitar el bar que nos daba los primeros

auxilios después de cada concierto,

querida, ¿has empezado a sentirte vieja?

El tinte dejó de ser un accesorio, ahora es

asunto obligado para tus primeras citas,

la tarjeta de crédito hipnotiza al tiempo pero

tus manos se han marchitado, y ya no andas de madrugada

por las calles del centro, visitando cantinas y tugurios,

aun así, estoy seguro que sigues rompiendo

corazones con la eficacia que sólo da la juventud.

Atrincherado, mi enfermo mental

enumera las formas en que

las personas se enamoran de un recuerdo,

los desgrana de a poco mientras te acompaña

a comprarle comida de Mc Donald´s al perro,

de(escribe) la sustancia que queda impregnada en

el vacío que permanece después de la última

cerveza, saborea el recuerdo de verte tomar

el último trago antes de que cierren el bar,

y mira cómo te pasas la lengua por los labios

antes de pagarme la cuenta.

Estacionas el auto frente a mi casa,

esperas a que cierre la puerta,

¿Sigues pensando que el amor es sólo un juego?

O te lo tomas más en serio.

He intentado preguntarte esto en

sueños, pero siempre estás ocupada siendo tan irreal.

Escucho el silencio que hay

entre nosotros, al estar en la cama

después de comer, lo nuestro no es algo tangible,

el amor, está en alguien que quizá nunca conozcas.

¿Es que acaso no sabes que habitaré siempre

en tu cabeza?

AMOR ROMÁNTICO

Despojado de ataduras sociales

y convencionalismos, airado de

juicios de valor y boxeador libra

por libra de netas al knock out, me refiero:

¿Qué de malo en el amor romántico?

¿Qué de gravedad en entregarse con

la totalidad del lenguaje a la otredad?

¿Por qué querer controlar y desmitificar

el sentimiento humano de encontrarse

pleno en los brazos del amante?

¿Quién carajo dijo que el amor romántico

era un problema?

Bajo qué lineamientos ideológicos, sociológicos,

políticos, antropológicos y veterinarios,

se les ocurrió sacrificar el concepto de amor

y añadirle el sufijo romántico, como

un problema para engañar a las mujeres

y prostituirlas.

El lenguaje, se inclina una vez más,

como el problema integral de la

construcción en la vida social,

Y yo, sólo existo, sólo veo

una luz en el amor, dentro del amor, un

sol que se oscurece con la palabra

s u i c i d i o.

OLLIN YOLIZTLI

I

Dele dos tragos al tequila Chavelita,

esta noche nadie se raja,

salucita en El Jacalito,

mezcal endiablado,

los madrazos se ponen recios

en la zona hípster.

Me acerco a la mesa de Vida y Movimiento

y hablamos de las Font,

su voz es la melancolía de unos tenis

que nunca se usaron,

les cuento que escuché el rumor

del llanto de una ballena azul,

que ronda las periferias de la ciudad,

caminamos sobre

avenida Insurgentes

hasta llegar a Chilpancingo,

justo en el cruce del Rey de la Hamburguesa

y el Palacio de Hierro.

En su viejo departamento

se desnudan, y andan sin hacer ruido,

cruzamos un tragaluz

hasta llegar al balcón,

ambas se asoman para

explorar el poco cielo que nos deja ver

la ciudad contaminada,

recuerdan con nostalgia

que solían bailar

en las noches del pacífico.

Ellas señalan al horizonte,

la ballena azul aparece en el cielo,

un sonido soporífero nos sumerge,

hablaba de una trampa en el lenguaje,

y de la vuelta a la paz del nonato.

II

-Anda, acaricia a la luna,

sube de a poco en mí,

te elevaré hasta tocar el infinito,

te despertaré en la madrugada

para que mires a través de mis ojos,

quiero que poco a poco tu sangre y la mía

dibujen en tu piel mi rostro,

sólo hablarás con quien

introduzca en tu cabeza,

permanecerás mudo ante el mundo,

bailarás entre los muertos,

y ni siquiera tus pesadillas

más enfermas habrán

de compararse con esto.

Vamos, juega conmigo,

sube en mí,

yo entiendo lo que ellos no,

anda, que las luces de esta ciudad

no oscurezcan tus sueños,

que ahora son míos-.

Colloquio somos todos


Creemos que la opinión de todas y cada una de las personas es importante, es por eso que te invitamos a participar con nosotros.

Suscríbete

Recibe el contenido nuevo directamente en tu bandeja de entrada.

Contáctanos

Equipo de Colloquio

O bien mándanos un mensaje a nuestras redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: