Le temo a tu muerte


Yo no le temo a mi muerte, yo le temo a la tuya. A lo que pasará después, cómo viviré y cómo creceré.
Yo no le temo a mi muerte, temo a la tuya. Temo tanto que te vayas por que eres la que más amo aquí, y eres lo que me fija y me persuade de seguir en la vida. Le temo a mi muerte por que sin ti, no sabré cómo o dónde seguir caminando. Quedarme desamparado, no, quedarme sin tu amparo, quedarme sin tu ayuda, y también, el temor a superarte. A aprender a soportar la vida sin tu cariño, y guardarte en un cajón empolvado de mi mente.
Le temo a tu muerte, por temor a olvidarte, a poder vivir sin decirte buenos días, hola o te extraño. Temo a tu muerte por temor a extrañarte, a ya no verte, ya no volver a tocarte, a ya no sentir un abrazo tuyo y a notar tu ausencia por el resto de mi vida.
Le temo mucho a tu muerte por que ya no podrás realizar todo lo que te propongas, ya no podré presentarte a mis hijas. No invitarte a mi boda, no verte triunfar, no ver pasar el tiempo contigo cerca, tengo miedo de ello.
Le temo a tu muerte por que entonces no podré cuidarte, no podré recibir tu cuidado, pero sobre todo, creeré que, si pasa algo, no cumplí mi tarea, fallé, me fallé, pero sobre todo, te fallé.
Le temo a tu muerte porque implicará que algo pude hacer, no lo hice, y no evitó que pasara. Equivocarme y perderte por tal, de la peor forma y con las peores consecuencias.
No tienes idea de lo mucho que temo en verte tan sólo en foto, pero sin la seguridad o certeza de volverte a ver en persona. Mirar esa foto y ver a tus ojos, tus facciones, a ti, en su momento, y nunca verte de otra forma, sin volverte una persona más vieja, crecida, adulta… Verte en una forma a sabiendas de que no fue por nada bueno por lo que te quedaste tan joven.
Temo mucho a tu muerte más que la mía, temo mi soledad, pero más que nada, temo no verte jamás de la forma en la que me la he propuesto.
Yo no le temo a mi muerte, y no le temeré jamás. No importa lo que pase, velaré por tu vida y salud. No le temo a mi muerte, no le temeré jamás, le temo a la tuya, y velaré por que pronto no suceda. Le temo a tu muerte, pero jamás la veré pasar.

-Jorge Romero

Colloquio somos todos


Creemos que la opinión de todas y cada una de las personas es importante, es por eso que te invitamos a participar con nosotros.

Suscríbete

Recibe el contenido nuevo directamente en tu bandeja de entrada.

Contáctanos

Equipo de Colloquio

O bien mándanos un mensaje a nuestras redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: