007 No Time to Die. 

¿Un digno desenlace para Daniel Craig?

Finalmente, tras un poco de incertidumbre por la pandemia y por la venta del estudio Metro Goldwyn Mayer (MGM), la más reciente historia del agente James Bond y la última interpretación de Daniel Craig, ha llegado a los cines ¿pero estará a la altura de Skyfall o será otro Quantum of Solace? 

La vigésimo quinta entrega del agente británico más famoso de todos, arranca con nuestro héroe retirado y disfrutando de una vida pacífica al lado del amor de su vida, Madeline (Léa Seydoux) a quien ya conocimos en la anterior entrega del 007 titulada “Spectre”; su pasado llegará para atormentarla y complicarle su nueva y tranquila vida a nuestro protagonista sacándolo del retiro para nuevamente salvar al mundo. 

Esta película también trae consigo a viejos personajes conocidos de la franquicia como “M” (Ralph Fiennes) el director y líder de esta icónica agencia de espionaje; “Q” (Ben Whishaw) el encargado de entregarle un montón de artefactos que ayudaran al Agente 007 en su misión; y Félix Leiter (Jeffrey Wright) el gran amigo espía de la CIA que Bond conoció hace ya un par de películas. 

Y claro, no sólo se incluyen a los “viejos conocidos” de la franquicia,  nuevos personajes llegan para acompañar al protagonista, como: Nomi (Lashana Lynch) quien es el reemplazo de Bond dentro de la agencia secreta y la nueva agente 007; Paloma (Ana de Armas) quien tiene una breve aparición en la primera mitad de la película; y por supuesto *redoble de tambores* al gran villano de esta cinta Lyutsifer Safin interpretado por el ganador del Óscar Rami Malek, quien será el encargado de hacerle la vida imposible a James Bond y que para mí, lo hace de una gran manera por su gran interpretación de un villano frío e intimidante. 

La película mantiene el mismo estilo, un poco más  “realista” y considerablemente más serio, que ha caracterizado a las películas del 007 durante el tiempo en que Daniel Craig lo ha estado interpretado. Solo que con la ligera variación (la cual a mí me encantó) de que al haber transcurrido ya tantos años desde el inicio de la “Era Craig” en el 2006 con Casino Royale, los años han ido pasado tanto para el actor como para el personaje, y por esto es que las peleas “mano a mano” si bien ya no son tan espectaculares o vistosas, son reemplazadas de una manera muy inteligente con peleas en las que se demuestra la inteligencia o la astucia del protagonista, en vez de sus cualidades físicas. Igualmente, siguiendo la tradición de esta “era” tenemos a un personaje renovado: más humano y que se ve más vulnerable frente a las adversidades que va enfrentando.

Ahora bien, no todo es bello en esta película, ya que si bien, ya destaqué todos los aspectos que consideré positivos, también hay algunos negativos que le restan a la película; y definitivamente el negativo más importante es la falta de ideas. Es lógico seguir una fórmula clásica del villano con alguna malformación que quiere conquistar al mundo, con el arma biológica, atómica o mental de turno, y la nueva “Chica Bond” que se encargará de acompañar al protagonista a lo largo o en momentos claves de la película. Sin embargo, por muy clásica y querida que sea esta fórmula, después de ya 25 películas y varias décadas, es un hecho que tienes que cambiarla y no basta sólo con humanizar y hacer más realista al personaje, sino que considero yo, una completa reinvención del concepto de James Bond ya es “justa y necesaria”. Pero hablando en específico de esta película, algo que me hubiese gustado más, es poder ver más tiempo en pantalla al villano, ya que la interpretación de Rami Malek si bien fue corta, también la encontré muy buena y definitivamente hubiese disfrutado más verlo un mayor tiempo en frente de la cámara. 

Sin embargo, dejando de lado los puntos negativos la verdad es que la película es bastante entretenida, tiene varios de los clásicos “momentos Bond” como el Martini, el espectacular Aston Martin clásico de la franquicia con todos sus artilugios, repetir hasta el cansancio la icónica frase “Bond…James Bond” y claro la canción que acompaña a la secuencia de entrada de la película, esta vez interpretada por Billie Eilish, la cual, wow me encantó esa canción, si pensaba que no habría mejor canción que “Skyfall” interpretada por Adele; pues sigo pensando lo mismo, pero aun así “No time to Die” (la canción de la película) me gustó muchísimo. 

Y es por todo esto, que la película aunque no sea nada innovadora igual es extremadamente disfrutable y entretenida tanto para los fans de la franquicia, como para el público casual y… el final, en serio que gran final para el James Bond de Daniel Craig. 

Calificación: 8.0

Colloquio somos todos


Creemos que la opinión de todas y cada una de las personas es importante, es por eso que te invitamos a participar con nosotros.

Suscríbete

Recibe el contenido nuevo directamente en tu bandeja de entrada.

Contáctanos

Equipo de Colloquio

O bien mándanos un mensaje a nuestras redes sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: