Dune 

¿A la altura de las expectativas? 

-Mateo Morán

Finalmente, tras varios meses de retraso por la pandemia, la nueva película de Dennis Villeneuve y adaptación del primer libro homónimo de Frank Herbert, ha llegado a los cines, y solo hay una cosa que puedo decir al respecto: ¡Te quiero mucho y gracias Dennis Villeneuve!

Dune es la adaptación de la saga de novelas escritas por Frank Herbert hace ya muchas décadas (1965 el primer libro). Sin embargo esta primera película tan solo se encarga de adaptar a la pantalla grande la mitad del primer libro, que en mi opinión y en opinión popular; es tal vez la saga literaria más importante y significativa en lo que se refiere a la ciencia ficción y a la fantasía, incluso más que El Señor de los Anillos por parte de Tolkien; ya que de ella, (por poner algunos ejemplos), George Lucas se inspiró para crear Star Wars; o incluso la famosa saga de libros y serie *con un horrible final* “Juego de Tronos” también encontró inspiración en Dune, esto dicho por su propio autor George RR Martin, quien describe a sus libros como: “una versión medieval de Dune”. 

Teniendo en cuenta lo anterior, probablemente estés pensando: “Si, muy bonito, interesante y todo, pero ¿de qué trata esta película?”. Pues la premisa trata sobre el viaje de Paul Atreides (Timothée Chalamet) al desértico planeta “Arrakis”; el planeta más peligroso del universo, pero que es rico en una sustancia llamada “Melange”, la sustancia más valiosa en el universo, ya que gracias a esta, son posibles los viajes interestelares, también se le atribuye una poderosa cualidad curativa, la capacidad de ver el futuro, e incluso se dice, la inmortalidad. 

Y es por todo esto que el Emperador Padishah y todas las grandes casas nobles que existen en la galaxia, quieren tener el control del planeta. La casa enviada por el emperador a extraer el mineral y traer la paz, es Atreides, de la cual nuestro protagonista es el heredero.

La misión de traer paz a Arrakis no será tarea sencilla, puesto que una casa noble rival, la casa Harkonnen, quien anteriormente había gobernado Arrakis y que por órdenes del emperador habían tenido que marcharse, no le hará  fácil su estadía a nuestros protagonistas, el cual de por sí ya es bastante peligroso sin la intervención de estos villanos – por todos los secretos que guarda, al igual que la Melange, las otras casas nobles e incluso el propio Paul y su familia -, lo cual le brinda a la película una mitología lo suficientemente extensa e interesante para llamar la atención y atrapar a cualquiera que decida ver la película. 

Ahora bien, pasando al elenco, en verdad debo de decir que esta película cuenta con un gran elenco además de Timothée Chalamet, puesto que entre sus filas se encuentran viejas y nuevas estrellas como Zendaya, quien interpreta a Chani el interés amoroso del protagonista; Jason Momoa, intérprete de Duncan Idaho el leal protector de Paul y de los principales miembros de la casa Atreides; Dave Bautista, a quien conoceremos en la película como Glossu Raban: el sobrino del Barón y líder de la casa Harkonnen; y por último, David Dastmalchian, intérprete de Piter de Vries un consejero de la casa Harkonnen; ahora en lo referente a las “viejas estrellas”, podemos encontrar en el reparto a: Rebeca Fergusson a quien conocemos como Jessica Atreides, madre de Paul; igualmente veremos al padre de Paul interpretado por Oscar Isaac; en el papel del grotesco y atemorizante Barón Harkonnen tenemos a Stellan Skarsgård; a Charlotte Rampling la podemos ver en el papel de Gaius Helen Mohiam, la líder de la hermandad de mujeres conocidas como  las “Bene Gesserit”; y finalmente, volviendo a los personajes de la casa Atreides, Josh Brolin interpretando a Gurney Halleck el maestro de armas y principal líder militar de la casa Atreides.

*Dios, que gran elenco reuniste Dennis, en serio esta vez si te superaste*. 

Sin embargo no todo el éxito de una película de esta magnitud se debe a los actores, ni al director, es más, ni a la historia misma, ya que todos estos no servirían de mucho sin un gran equipo detrás de cámaras, el cual en serio y lo digo de todo corazón, puso todo de su parte para hacer de esta una gran película. 

En la banda sonora tenemos al maestro Hans Zimmer, quien se encarga de entregarnos música increíble siempre acorde con las escenas y que nos transmiten aún con más fuerza los sentimientos de los personajes. 

En los efectos visuales, Villeneuve trajo de vuelta a su equipo con el que trabajó en Blade Runner 2049 (2016), el cual nuevamente se lució con efectos visuales de primer nivel.

Y aunque a mi parecer había algunos pequeños fallos en el diseño de las naves, por ejemplo las cosillas que la verdad no parecen que tendremos dentro 10,000 años, sino que incluso ya las podemos encontrar, pero si lo vemos desde el punto de vista de Herbert y los diseños que él tenía para todas las naves y la tecnología de la saga, pues en 1965, tal vez sí era muy fantasioso soñar con este tipo de cosas, un claro ejemplo de esto es la ironía de Star Wars, en donde si comparas la trilogía original, con la trilogía de precuelas, en esta segunda, vemos que algunas cosas son más detalladas y se ven más avanzadas a comparación de la primera saga, por lo que da la ilusión de que la tecnología retrocedió en vez de haber avanzado, lo cual es irónico, porque las precuelas se lanzaron casi 25 años después, pero ¿que es lógico?, ya que así como la tecnología va avanzado, la imaginación con respecto a ella también lo hace. 

Por su parte, los encargados de las coreografías en todas las escenas de acción, igualmente hicieron un trabajo impecable, bastante similar creo yo al trabajo de Bob Anderson, quien es famoso por dirigir las coreografías de combate en Star Wars y el Señor de los Anillos. 

Para terminar, debo decir que para mi, como fan de los libros y de los géneros de ciencia ficción y fantasía, esta película es sencillamente increíble, en serio Villeneuve se lució con esta adaptación, ya que además es bastante fiel al material de origen, lo cual es bastante raro actualmente, pero es que, con un material original del calibre del de Dune, es imposible no querer plasmar lo más fielmente posible la historia que Herbert nos contó hace tantos años.

Por último, de verdad le pido a todo aquel que lea esta humilde reseña, sea fan o no, ya sea de la saga de libros o de la filmografía del director, vayan a ver esta película es su cine más cercano, en serio, no se arrepentirán de disfrutar de esta gran experiencia en el cine y les prometo que el viaje de Paul Atreides apenas está comenzando y aún queda mucho camino por recorrer, personajes entrañables por conocer y una historia increíble por descubrir. 

Calificación: 9.5

Colloquio somos todos


Creemos que la opinión de todas y cada una de las personas es importante, es por eso que te invitamos a participar con nosotros.

Suscríbete

Recibe el contenido nuevo directamente en tu bandeja de entrada.

Contáctanos

Equipo de Colloquio

O bien mándanos un mensaje a nuestras redes sociales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: