Las virtudes de la danza

-Jorge Romero

Desde el momento en el que llega
la dichosa invitación,
en la casa ya se esmeran
porque haya ocupación.

Mucho hacen las damitas,
mucho tienen que pensar,
¿De seda o muselina?
Planean qué vestido usar.

Los zapatos con listones
o con flores de papel,
Los azules o los verdes 
Pero nunca los de piel.

Planean muchos más adornos
que poner a sus vestidos
“Uno que otro encaje compro”
“¿Y si le bajo el dobladillo?”

Mucho piensan en las joyas
que quieren ocupar
sí diamantes o coronas
en el joyero hay que buscar.

Y los tocados muy bonitos 
que su cabello adornarán
con un peinado a la Tito
bien una pluma quedará.

Mas no solo son las únicas
que se tienen que ocupar
los varones de la casa
eligen qué casaca usar.

Tiene que estar a la moda
que no sea del barroco
pues eso ya no acomoda
bien un chaquetón rojo.

No se esfuerzan por peinarse
pues necesario no les es
más bien hay que rasurarse
para verse más que bien.

Y una vez ya preparados
todos tienen que asistir
si el padre ya se ha presentado,
“No tengo nada por qué ir.”

La madre les acompaña
bien dichosa a la asamblea
pues los chismes son su maña
y con premura los espera.

Y las hijas y los hijos
ya van listos a la acción
a los pies, zapatos fijos
para evitar un pisotón.

“¿Has pensado en las parejas?”
Pregunta una sin reparo
“Yo quiero bailar con tal y aquella”
su buen hermano deja claro.

Ven la lista de las danzas
que en la noche han de bailar
unas cuatro Contradanzas 
dos Boulangère, y otras diez más.

Lo apropiado y lo indicado
es por pareja dos bailar,
y no dar más preferencias
a no ser que haya quien amar.

Cómo Bingley y junto a Jane
cuando recién se conocían
que como pareja se han de ver
por cuatro piezas, qué alegría.

Las normas son estrictas
al visitar esta asamblea
ao hay contacto de visita
sin guantes, que no se vea.

Y mientras de todes especulan
cómo personajes de una obra
las parejas ya disfrutan
de las piezas y las horas.

No hay que ser un cascarrabias
ni oponerse a bailar
si hay más de una dama sola
compañía se brindará.

Y si el baile es exitoso
las piezas se repetirán
a lo largo de la noche, 
y de pronto amanecerá.

Y al momento del regreso
a la casa, se dará
un muy gran compendio
del pasado baile, se hablará.

Hay mil especulaciones
por las parejas, saben bien
ya con sus contradicciones
especulan por su bien.

Dicen sobre las parejas
les auguran matrimonio
“con siete mil al año
ella gana, que grandioso.”

Es muy bella, una rutina
que cada tanto se repite
por los que se organizan
bellas cosas nos remiten.

Qué dichoso es un buen baile
si es que todo sale bien
una verdad que niega nadie
alegría se digna a proveer.

Colloquio somos todos


Creemos que la opinión de todas y cada una de las personas es importante, es por eso que te invitamos a participar con nosotros.

Suscríbete

Recibe el contenido nuevo directamente en tu bandeja de entrada.

Contáctanos

Equipo de Colloquio

O bien mándanos un mensaje a nuestras redes sociales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: