La almohada que ocupa tu lugar.

Odio llorar, odio llorarLa verdad, quisiera ahora no llorarEn verdad, quiero por ahora no llorarQuiero que sepas bienQue no quiero llorar, por queQuiero guardar todas mis lagrimas para tiPuede que no te gustePero en verdad lo quieroQuiero abrazarte y llorarRomper en llanto en el instanteEn el que reciba tu contacto físicoY abrazarte fuerteMe haces muchaSigue leyendo “La almohada que ocupa tu lugar.”