“Achihualoqui”- La globalización de ideas en torno a la sexualidad.

Si tuviera que comparar a la globalización con algo tangible diría que es un fluido: vivo, expansivo, dinámico, enérgico, audaz, inteligente y muy ambicioso. Un fluido que permea gradualmente en los territorios y todos los elementos que lo componen: las personas, el medio ambiente y los ecosistemas, la economía, la política y la cultura. La globalización está tan arraigada a nuestras vidas -porque es parte de ella-, que es casi imposible apartar algo de sus entrañas.